Descubriendo el kéfir

El kéfir es un producto fermentado originario de los montes del Cáucaso y cuya base puede ser el agua o la leche. En esta publicación vamos a centrarnos en el kéfir lácteo.

Se llama kéfir tanto a los gránulos como al producto que se obtiene de la fermentación de los mismos. Estos gránulos están formados por una combinación de bacterias y levaduras y su aspecto es similar al de pequeñas coliflores.

El producto final se obtiene a través de una fermentación lacto-alcohólica, y aquí es donde encontramos la primera diferencia con el yogur, ya que la fermentación de este último es solamente láctica.

Otra de las diferencias es que el yogur tiene una consistencia sólida, que se puede comer con cuchara, mientras que el kéfir se caracteriza por una consistencia más líquida. Y el sabor del kéfir es más ácido debido a su tipo de fermentación.

¿Cuáles son sus propiedades y beneficios?

Su aspecto más característico es que se trata de un probiótico, ¿qué significa esto?, que al consumirlo estamos ingiriendo bacterias vivas, y de ahí se derivan la mayoría de sus beneficios para el organismo.

En primer lugar, las bacterias que contiene tienen efecto protector en nuestro tracto gastrointestinal ya que dificulta el crecimiento de bacterias patógenas. Además es capaz de reducir los niveles de colesterol, lo que puede prevenir algunas enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, algunas de sus bacterias podrían ser capaces de modular el sistema inmune previniendo así determinadas alergias y el desarrollo de cáncer.

Incluso algunos autores defienden que este producto puede ser hipotensivo y que es capaz de reducir los niveles de colesterol, lo que ayuda en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo se puede consumir?

Es similar a un yogurt líquido, por lo que podemos incorporarlo a nuestra dieta de la misma manera. Ya sea combinándolo con frutas y frutos secos para preparar desayunos o meriendas, o bien formando parte de la masa de productos de repostería elaborados en casa, como los bizcochos.

Así que ya sabes… si buscas una alternativa al yogurt o incorporar productos diferentes a tu dieta, el kéfir es una opción muy saludable.



Call Now Button
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?

Las cookies están configuradas para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando o haces clic en "Aceptar", estarás consintiendo las cookies de este sitio. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar