GLUTEN.. ¿lo eliminamos o no?

El gluten es una mezcla de proteínas presente en algunos cereales como el trigo, la cebada, el centeno y la espelta. La consistencia pegajosa que adquiere cuando se mezcla con agua es una de sus propiedades más características, ya que ocasiona que la masa que lo contiene crezca y sea esponjosa cuando es horneada. Aunque hay alimentos que por sí mismos no contienen gluten, en ocasiones se les añade para alcanzar la textura deseada.

Se considera que el 1% de la población mundial padecen celiaquía y muchas de estas personas aún lo desconocen. Para esta población debe restringirse totalmente la ingesta de gluten por sus graves consecuencias sobre el tracto intestinal.

Pero últimamente se ha creado una corriente que defiende que el gluten es perjudicial para toda la población, y que considera que una dieta sin gluten es una dieta más “saludable”

Las personas que recomiendan esto, aseguran que ayuda a la pérdida de peso, aportan una mejora en la salud general,  y en la salud gastrointestinal en concreto. Y en el caso de los deportistas un mayor rendimiento atlético.

Sin embargo la pérdida de peso no viene causada por la ausencia de gluten en la dieta sino por la restricción en el consumo de los alimentos que lo contienen, que suelen ser más calóricos, como el pan, la pasta, o la pizza entre otros, y el incremento de productos frescos como frutas o verduras. Además estas personas suelen fijarse más en el etiquetado de los alimentos y por tanto tienen una mayor preocupación por la salud.

Por lo demás, no hay ninguna evidencia que demuestre estas afirmaciones, de hecho una dieta sin gluten para población general, podría tener consecuencias perjudiciales sobre la salud.

Se ha visto que la eliminación del gluten de la dieta sin necesidad puede reducir las poblaciones de algunas bacterias beneficiosas para el tracto intestinal. Además los cereales que contienen gluten son fuente de vitaminas del grupo B, minerales y fibra. E incluso si se sigue una dieta sin gluten continuada en el tiempo, se puede desarrollar una intolerancia al mismo, haciendo que esta dieta deje de ser una opción y pase a ser una obligación.

Por tanto, no es recomendable la eliminación del gluten de la alimentación mientras que no se padezca ninguna patología que lo requiera.



Call Now Button
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?

Las cookies están configuradas para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando o haces clic en "Aceptar", estarás consintiendo las cookies de este sitio. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar