Hablemos de la dieta vegana y vegetariana

Primero vamos a diferenciar entre una y otra.

La dieta vegetariana consiste en una alimentación basada principalmente en alimentos de origen vegetal. Pero incluye diferentes variantes, algunas de ellas son:

  • Dieta lacto-vegetariana: basada en alimentos de origen vegetal y productos lácteos.
  • Dieta ovo-vegetariana: basada en alimentos de origen vegetal y huevos.
  • Dieta ovo-lacto-vegetariana: es la combinación de las dos anteriores, incluye alimentos de origen vegetal, productos lácteos y huevos.

La dieta vegana consiste en una alimentación basada exclusivamente en alimentos de origen vegetal, es decir, excluyen la carne, el pescado, marisco, productos lácteos, huevos, gelatina y miel. Y además de la dieta, se extiende a otros ámbitos como la ropa y el calzado, evitando todos los que están elaborados a base de piel animal. Están en contra de cualquier sufrimiento animal.

Aquí ya podemos encontrar la principal diferencia, los vegetarianos no estrictos suelen ser más flexibles e incluyen algún alimento de origen animal mientras que los veganos los rechazan totalmente.

¿Son nutricionalmente completas?

La realidad es que es más fácil llegar a todos los nutrientes esenciales con una dieta ovo-lacto-vegetariana que con una dieta vegana.

Los nutrientes con los que hay que tener especial cuidado son el hierro y la vitamina B12. En el caso de la vitamina B12, se recomienda suplementar tanto en vegetarianos como en veganos, porque esta vitamina se obtiene de los alimentos de origen animal, que son precisamente los que ellos suprimen de la dieta. Y a pesar de que los vegetarianos suelen consumir huevos y productos lácteos, no toman las cantidades suficientes como para cubrir los requerimientos de esta vitamina.

En cuanto al hierro, el hierro vegetal o hierro no hemo se absorbe peor que el hierro de origen animal por lo que hay que tenerlo controlado en este tipo de dietas y consumir alimentos o bebidas ricos en vitamina C para favorecer su absorción. Aun así, en determinadas etapas de la vida como el embarazo, la lactancia, la infancia o la adolescencia es posible desarrollar déficit, por lo que habría que suplementar siempre bajo el asesoramiento de un profesional.

Lo más importante es no recurrir a este tipo de dietas para lograr una pérdida de peso. Y en caso de que quieras comenzar con alguna de ellas, acude a un profesional especializado que te pueda asesorar para no poner en riesgo tu salud por el desconocimiento.



Abrir chat
¿Necesitas ayuda?

Las cookies en este sitio web están configuradas para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar", estarás consintiendo las cookies de este sitio. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar