La verdad sobre la adicción al azúcar

El azúcar está presente de forma natural en muchos alimentos, pero además es añadido en otros como los ultraprocesados para dotarles del sabor deseado por el consumidor. Según la Organización Mundial de la Salud su consumo debe reducirse al 5-10% de las calorías totales ingeridas. Sin embargo, una gran parte de nuestra población supera notablemente este porcentaje.

Un exceso en su consumo puede causar sobre todo sobrepeso y obesidad, con el consiguiente aumento de riesgo de padecer diversas enfermedades como la Diabetes Mellitus tipo 2, enfermedades cardiovasculares o cáncer.

Pero además, podemos llegar a padecer una adicción. Durante los últimos años hemos escuchado esta afirmación e incluso se ha llegado a comparar con la cocaína.

Pero… ¿cómo se origina esta adicción?

El consumo de alimentos ricos en azúcar ocasiona un aumento de la dopamina en el cerebro, y la liberación de opioides endógenos en nuestro organismo, responsables de la sensación gustosa y placentera que experimentamos con las comidas ricas en azúcares. De hecho, este tipo de alimentos son los preferidos por las personas que sufren trastorno por atracón. Conforme continúa el consumo crónico de azúcar, cada vez se necesita una dosis mayor para lograr el efecto placentero.

De esta forma, si acostumbramos a nuestro cuerpo a una ingesta diaria de azúcar y cortamos esta ingesta de forma abrupta, el cerebro sufrirá un déficit de dopamina. Este déficit puede conducir a la abstinencia, que cursa con falta de concentración o cambios en el estado de ánimo entre otros síntomas. Esta es la principal razón que conduce a la adicción, evitar sufrir estas sensaciones.

Además, existe una conexión entre el azúcar y las drogas de abuso ya que puede ocurrir lo que denominamos como “transferencia de adicción”, es decir, que las personas adictas al azúcar, al restringir su consumo, pasen a ser adictas a drogas de abuso, para experimentar sensaciones similares a las que tenían cuando consumían azúcar.

¿Qué es lo recomendable en estos casos?

Lo ideal es que esta adicción sea tratada por especialistas. Y la reducción en el consumo de azúcar debe ser progresiva, para que el paciente no sufra abstinencia.



Call Now Button
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?

Las cookies están configuradas para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando o haces clic en "Aceptar", estarás consintiendo las cookies de este sitio. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar